LLUEVE. UN LUNES DE FEBRERO, EN EL HEMIFERIO SUR.EL CIELO GRIS, CASI SIN MATICES. LA ALFOMBRA SE EXTIENDE A MIS PIES CON SU AMARILLO INTENSO. LA SOMBRILLA SE MECE, BLANCA, AFERRADA AL MÁSTIL. LA BRISA ARRASTRA LA LLUVIA CUAL COMPAÑERO DE VIAJE Y MOJA MI ROSTRO, APENAS, CASI COMO UN ALIVIO. LA LECTURA REPOSA. MIS MANOS SE EXTIENDEN MÁS ALLA DEL MANTO PARA DEJARSE EMPAPAR POR EL AGUA QUE CAE DEL INACCESIBLE  CIELO. NO HAY TRINOS. LAS AVES DORMITAN SALVO LAS GAVIOTAS Y LAS GOLONDRINAS EN ALGÚN IGNOTO LUGAR DEL UNIVERSO. A MIS ESPALDAS, EL BOSQUE ENVUELTO DE HISTORIAS A LA HORA DE LA SIESTA. LA PALETA COMPONE LOS COLORES: BLANCO, NEGRO, UN POCO DE AMARILLO. PIENSO EN MI PASADO. SUEÑO CON EL FUTURO ¿COMO LO PINTO? ¿QUE PALETA COMPONGO?

A LO LEJOS, UN PERRO SE TROPIEZA CON LAS OLAS. DOS SILLAS TESTIGOS DE UNA HISTORIA QUE SE MUDO A OTRO ESPACIO. LA SOLEDAD SE DEBE PARECER BASTANTE. NO HAY HUELLAS. SOLAMENTE MIS PASOS CUANDO COMIENZO A CAMINAR Y MIRO HACIA ATRAS. IMPROVISO EL SENDERO. NADA ESTA HECHO. ME IMPONGO METAS: LLEGAR A LA ROCA. EXISTE UN TIEMPO QUE IMAGINO AJENO. NO ES EL MIO. AQUEL SE TRADUCE EN SEGUNDOS, MINUTOS, HORAS, DÍAS. ESTE EN INSIGNIFICANTES TESTIMONIOS.

RECORDAR. AFERRARSE A LOS DETALLES Y LOS COLORES. RETENER LA ESCENOGRAFIA, ANOTAR LA COREOGRAFIA.

EL OLOR A SAL ¿DÓNDE LLEVARLO? ¿COMO TRANSPORTARLO?.

GRABAR LAS OLAS EN SUS DIÁSTOLES Y SÍSTOLES. CON SUS TRUENOS Y PAUSAS, MEMORIZAR EL DESEMBARCO EN LA PLAYA.

HACER UN PAQUETE, UN HERMOSO ENVOLTORIO QUE CONVIVA CON MIS SECRETOS Y LLEVARLO EN LA MEMORIA DE TODOS LOS DÍAS CON LA EGOISTA INTENCION QUE ME AYUDE A RESPIRAR EN LA OFICINA.

Febrero, de 2012

LAS CUATRO LEYES


En Mathma, a pocos kilómetros de Idshma, en la República de Fishertown, un monje me habló de cuatro leyes que son parte del Budismo:

1- “La persona que llega es la persona correcta”
2- “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”
3- “En cualquier momento que comience es el momento correcto”

4- “Cuando algo termina, termina”

La persona correcta no es necesariamente la persona dulce, buena, sabia. A veces, la perversidad, la mentira, el engaño, la deslealtad que traduce una persona nos ayuda a comprender el significado de la vida y de nuestra propia conducta.

Los sucesos están dispuestos de tal manera que, no existe forma de evitarlos. Elegimos una puerta entre quince.Esa elección nos incorpora a otro espacio donde existen otras quince puertas. Cuando en ese nuevo espacio elegimos una, nos vuelve a introducir en otro espacio y así sucesivamente. Existe un libre albedrío en la decisión de elegir la puerta más no al espacio que habilita. Cada puerta es sinónimo de pequeñas y grandes decisiones que tienen una enorme relevancia en nuestras vidas.

El infinito implica que siempre, siempre, el lugar que ocupemos es el centro del cosmos.

La vida es una sucesión de etapas. Las etapas no tienen que ver con la edad ni con los años sino con las experiencias. Saber cuando algo terminó y forma parte del aprendizaje, es conocimiento. Asumir que es una etapa, nos posibilita abrir una nueva puerta y evita que la energía negativa nos fagocite.

Republica de Fishertown, Febrero de 2012.