LA DUDA


Pienso, luego existo. Existo porque pienso. La razón o el corazón. Lo emocional o lo racional. ¿La viabilidad nace a partir de la formación del corazón o del cerebro?

Los que rechazan el aborto argumentan que el origen del ser esta dado por el funcionamiento del corazón y éste se forma con la concepción. Los que justifican el aborto dentro del período de viabilidad, ponen el acento en la formación del cerebro como la fecha precisa a partir de la cual nace la persona. Son siete días. No. Son catorce días, afirman otros.¿Es así?

La anencefalia en la interpretación de la CSJN parece consentir lo segundo. Un ser con corazón latiente pero sin cerebro, no es persona.

Dudo. En consecuencia pienso. Porque pienso, dudo. La duda me impulsa a conocer y el conocimiento me lleva a saber cada vez menos y coincidir con el Maestro en torno a que “solo se que no se nada”. ¿Todo es infinito?. La muerte parece finita; sin embargo el alma, trasunta y se proyecta.

¿Qué somos? ¿Quienes somos? ¿Cual es el sentido de vivir y morir? ¿El universo se extiende? Si es así ¿que existe más allá?.

Escribo mientras pienso. Porque pienso escribo. La historia, mi propia historia viene al presente y se expresa en recuerdos, que son imágenes de hechos, casi siempre, cronológicamente expuestas. Miro desde el presente. ¿Existe un tiempo acaso diferente que no sea lineal? ¿Podemos ir hacia atrás de la misma manera que transitamos hacia adelante? Todo es un  circulo concéntrico que se espiraliza. Prevenir el futuro, el sueño del brujo.

Rosario, Domingo, 18 de Marzo de 2012. Hora, fecha y año mentirosos, manifiestamente  arbitrario fijado por quienes no somos nosotros y sin embargo acatamos como tantas otras cosas.

¿Y si nos revelamos……?

BREVE RELATO (2)


La calle vestida. El bullicio se apodera del entorno. Una paleta infinitamente colorida con innumerables  matices sube al cielo. EL desconoce el sendero que ELLA transita hasta su refugio. Su ansiedad lo lleva a deambular sin rumbo. Recuerda todos los instantes que fueron construyendo su dicha. La armonía del momento lo envuelve. Lo delata la respiración pausada. Visualiza su imagen al doblar la esquina. Se aferra a las flores que esconde a sus espaldas. Comienza a caminar a su encuentro evitando delatarse. Estrecha los cuerpos y la rodea con sus brazos y las flores mientras su boca tapa su boca, tan sensual. Se desplazan sobre el muro. ELLA se desliza feliz y asombrada. Caminan, levitan . Ríen sin mirar atrás.

BREVE RELATO


La calle desnuda. El silencio se apodera del entorno. Una paleta infinitamente gris sin matices baja del cielo. EL conoce el sendero que ELLA transita hasta su refugio. Espera. Piensa en aquellos momentos y la forma que se fueron desmoronando. La violencia interna escala. Lo delata la respiración ahogada. Visualiza su imagen al doblar la esquina. Se aferra a la “faca”. Comienza a caminar a su encuentro disfrazado de rengo para evitar delatarse. Estrecha los cuerpos y hunde el vil metal cinco veces mientras la mano testigo de tanta saña tapa su boca, otrora sensual. Se desplazan sobre el muro. ELLA se desliza inerte alfombrando la vereda. EL camina. Llora sin mirar atrás.