A veces la vida deviene un juego. Armonioso e impredecible, nos marca etapas que tenemos que atravesar con nuestro ingenio y dedicación. La suerte es un elemento a considerar. La voluntad y perseverancia son factores que no pueden dejar de estar. Al principio jugamos sin saber que estamos en medio de voluntades que no son las nuestras y que deciden sin consultarnos. Despues avizoramos que existen determinados mecanismos para “llamar la atención” y que, bien utilizados, son un factor de decisión y replanteo de tácticas y estrategias. Un día, sin saber bien porqué, asumimos que somos todos jugadores. Algunos por acción, otros por omisión. Marcamos nuestro territorio con la esperanza que sea reconocido como tal. Nos delatamos y quedamos a la intemperie. Todos quieren jugar nuestro juego hecho de aciertos y desaciertos, de contradicciones y dudas, de felicidades y de amarguras, de duelos y melancolias…….. Nos acostumbramos a jugar, conocemos las reglas y en consecuencia, lis limites objetivos que no podemos atravesar. Aprehendemos y aprendemos. Dejamos nuestra impaciencia y nos transformamos en personas tolerantes. Los impulsos los postergamos y nos gratifica escuchar.

¿Como se juega?. CON LA IMPROVISACION QUE DESNUDA LA VIDA Y LA NECESIDAD DE GUARDAR COHERENCIA, EVITANDO LAS TENTACIONES.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s