DESDE PARIS UN 14 DE JULIO


DESDE PARIS UN 14 DE JULIO

En París llueve. Los paraguas multicolores desfilan por las estrechas calles de Les Marais o por las anchas veredas de Champ Elysee. Mañana es  14 de Julio y se reparten las fiestas en distritos cuyos bailes están organizados por Bomberos y los fuegos de artificio frente al Campo de Marte. Prefiero el Canal Saint Martin, lejos de las maquinas asesinas, de las herramientas que siembran terror y muerte en las sociedades desplazadas y sumergidas de Irak o Siria. La guerra parece distante. Los conflictos ajenos y la curiosidad propia.

En aquel café de la esquina, pequeña terraza trazada sobre la estrecha vereda, me impongo la lectura, el descanso, la reflexión y mis pensamientos son para la literatura, la invención, el descubrimiento, la crónica, la descripción , Perez Reverte y sorprenderme porque es escorpiano y nacimos apenas con unos días de diferencia. El vivió mi misma época en otra dimensión y en otro espacio y en una diálogo imaginado podríamos describir una forma de vida en dos continentes; y aún así, sería parcial. NI mi vida ni la de Perez Reverte ha sido igual a la de argentinos y españoles nacidos en 1951.

Cada uno es un absoluto. Una vivencia personal intransferible que actúa por decisión propia y asume las consecuencias. ¿Y el botón de retroceso? ¿Vale al arrepentimiento? La cinta se grabó y no hay camino atrás y si existe el perdón y la consideración ajena, los acontecimientos y las consecuencias ya no son las mismas. Así de claro. Así de trágico.

 

DEMOCRACIA Y REPUBLICA


La democracia requiere elecciones universales, secretas y obligatorias. Nos oponemos en consecuencia al voto calificado y “cantado”. Incluso a la condición de “obligatoria”. Me seduce el voto que es voluntad y decisión del elector de aquel otro que se auto impone como consecuencia de un imperativo legal, más afín con la inmadurez cívica que con la adustez que implica la responsabilidad de elegir. Sin embargo, la democracia argentina necesita de la república; división de poderes, responsabilidad, transparencia, publicidad de los actos de gobierno y sobre todo periodicidad en los mandatos. Solo así, la generación más joven podrá participar y renovar una concepción que se aferra al poder sin percibir que sus concepciones no mantienen vigencia.

La delegación legislativa a pesar de la prohibición del artículo 76 de la C.N.; lo decretos del Poder Ejecutivo fundado en la “necesidad y urgencia”, no obstante el artículo 99 apartado 3 de la C.N y los casos “Verrochi” y “Consumidores”, la ausencia de transparencia y la impunidad, no son decisiones que consoliden la democracia y mucho menos la república. RAT 14/01/2012.