“MUDO TESTIGO DE UN SUEÑO IMPOSIBLE”


 

 

Supo el tiempo, amortiguar la imagen

de tu rostro, sorprendida al verme.

vacilé, en procura de evitar delatarme

y crucé la calle, indiferente.

Maldije mi conducta y cobardía,

el silencio y la complicidad reprimida

la amnesia por tantos tiempos compartidos

Y el goce de descubrirte nuevamente.